Local

El Partido Popular recuperaría la alcaldía con el apoyo de Ciudadanos y Vox

El PP ganaría la Alcaldía, cuatro años después, pese a perder votos, gracias a la irrupción de Ciudadanos y Vox en el Consistorio, según una encuesta realizada por Hoy Móstoles. Mirina Cortés se convertiría en la segunda alcaldesa de la historia de Móstoles.

El Partido Popular ganaría las próximas elecciones municipales del 26 de mayo. Y lo haría pese a perder representación, dos concejales concretamente, respecto a las Municipales de 2015. Esa fuga de voto, paradójicamente, se traduciría en un avance de los partidos del centro-derecha que le brindaría la oportunidad de recuperar la alcaldía de Móstoles reeditando, eso sí, un pacto “a la andaluza” con Ciudadanos y Vox. Ambas fuerzas políticas no solo conseguirían irrumpir por primera vez en la institución; también serían decisivas en el nuevo rumbo del municipio.

El PP lograría esta vez hacer buena su condición de fuerza electoral más votada. En la última cita electoral local logró más del 36% de los votos que se tradujeron en 12 concejales. Solo la falta de socios en un Consistorio dominado por fuerzas de la izquierda impidió que Daniel Ortiz revalidase su cargo en esta legislatura que en estas semanas llega a su fin.

El gran triunfador de la cita electoral sería Ciudadanos. La formación que encabeza José Antonio Luelmo pasaría de un exiguo 0,39% de los votos que les dejó muy lejos de conseguir representación en el Consistorio a irrumpir, cuatro años después, con tres ediles. VOX, que todavía no ha oficializado quién será su aspirante a la alcaldía, lograría un concejal que se convertiría en la pieza clave del puzle a partir del 26-M. Estas son algunas de las conclusiones de una encuesta realizada por Hoy Móstoles a partir de 200 llamadas telefónicas realizadas de manera aleatoria entre ciudadanos del municipio entre el 22 y el 24 de abril.

Retroceso de la izquierda

En el lado opuesto del tablero, los resultados son sensiblemente peores. El bloque de izquierdas perdería apoyos que le impedirían alcanzar sumar la mayoría absoluta, fijada en 14 ediles. El PSOE lograría un resultado agridulce. Sumaría un representante a los siete logrados en 2015, pero el desplome del resto de fuerzas de la izquierda le impediría mantener la alcaldía en detrimento de la candidata popular, Mirina Cortés, que se convertiría en la segunda regidora de la historia de Móstoles tras la socialista Noelia Posse.

Ganar Móstoles conseguiría tres representantes, mientras que Podemos lograría únicamente dos. En 2015, la candidatura de unidad popular Ganemos Móstoles logró seis ediles, mientras que Izquierda Unida consiguió dos concejales, decisivos para arrebatar la alcaldía al candidato popular.

Seis de cada diez encuestados ha asegurado que tiene decidido ir a votar el 26-M, de los cuales, un 25% todavía no sabe a qué partido votará. Hay que recordar que, en 2015, la abstención fue del 35%. En esta ocasión, con una primavera repleta de citas con las urnas, la campaña y los posibles pactos tras el resultado de las Elecciones Generales se antojan claves para que los indecisos terminen decantándose por una opción u otra.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *